Almacenamiento de Archivos en la Nube

Blog

El Almacenamiento de archivos en la Nube o Cloud Storage,  es un término de almacenamiento basado en redes, donde los archivos están guardados en espacios de almacenamiento virtuales y que por lo general están alojados por terceros.

dropbox-almacenamiento-nube

A decir verdad las compañías de alojamiento trabajan con enormes centros de procesamiento de datos. Todos los usuarios que requieren que sus archivos u otros sean alojados, adquieren  compran o alquilan la capacidad de almacenamiento que necesiten. Los operadores de los centros de almacenamiento, a nivel servicio, convierten el acceso de manera virtual conforme  a las exigencias  del cliente y solo exhiben los entornos con los recursos requeridos, mientras que los clientes son los encargados de administrar, el almacenamiento y funcionamiento de archivos, datos o aplicaciones. Físicamente los recursos pueden estar repartidos en múltiples servidores físicos.

 

Algunos de los más comunes y más accesibles Almacenadores en nueve son los siguientes:

Dropbox

Dropbox es, posiblemente, el servicio más conocido de almacenamiento en ‘la nube’. No fue el primero, pero es el que mejor ha sabido adaptarse los tiempos que corren, ofreciendo un completo acceso multiplataforma. Los usuarios de smartphones, tablets y PC´s pueden entrar a Dropbox desde cualquier lugar, y gestionar sus archivos personales cómodamente, sin necesidad de llevarlos almacenados en las memorias de sus dispositivos.

Dropbox ofrece 2GB gratis de almacenamiento, pero podemos aumentar el espacio en 500MB adicionales por cada amigo que invitemos y se cree una cuenta, hasta un límite de 18GB de espacio. No obstante, Dropbox también ofrece otras opciones de pago para grupos de trabajo o usuarios particulares que tengan unos requerimientos de almacenamiento superiores a la media. La mejor forma de adquirir más capacidad es adquiriendole a precios accesible.

SkyDrive

La propuesta en ‘la nube’ de Microsoft, tras la reestructuración de sus servicios Live, se llama SkyDrive. Como ocurre1 con la mayoría de servicios de este tipo, en SkyDrive podremos guardar y compartir todo tipo de archivos hasta completar los 7GB a los que da derecho el alta en el perfil gratuito, aunque por un costo adicional de compra se adquiere fácilmente 20GB adicionales, llegando a acumular un total de 27GB.

Google Drive

La propuesta del gigante Google se llama Google Drive, y no es otra cosa que el anterior y exitoso servicio ofimático online de Google, Google Docs, con el ‘añadido’ del almacenamiento de ficheros. Como ocurre con otros servicios en ‘la nube’, Google Drive sincroniza automáticamente todos los contenidos que tengamos almacenados, para que podamos trabajar con ellos independientemente del dispositivo que utilicemos para acceder a nuestra cuenta.

 

El servicio dispone de aplicaciones para Windows y Mac, así como de apps para Chrome OS, el iOS de Apple (iPhone/iPad) y Android. También cabe destacar, que los documentos de Office que vayamos creando en este entorno, no computan en la cuota de almacenamiento de 5GB que el servicio ofrece por defecto. Hablando de espacio, Google Drive también ofrece accesos premium para los usuarios más exigentes. En este caso 25GB a bajo costo.

Box

Este otro de los ‘grandes’ en materia de almacenamiento en ‘la nube’. Se llama Box, y quizá sea la herramienta profesional colaborativa más potente de este listado, aunque el perfil para uso personal también está bastante conseguido y debería de estar, obligatoriamente, en un listado de las mejores opciones a la hora de elegir un servicio de almacenamiento remoto.

La versión gratuita de Box ofrece 5GB de espacio, y sincronización de archivos a través de PC con Windows o Mac, además de disponer de apps oficiales para acceder al contenido de nuestra cuenta desde dispositivos iOS y Android. Entre las suscripciones premium destacamos la de 50GB siempre por los costos adicionales.

Mega

Mega es la opción más polémica por venir de quién viene, Kim Dotcom. El creador de Megaupload ofrece un espacio brutal de forma gratuita, ni más ni menos que 50GB. Lo peor del caso es que ‘no es oro todo lo que reluce’, porque el dimensionamiento de servidores del servicio se ha quedado pequeño ante la ingente cantidad de cuentas abiertas, y eso redunda en una lentitud desesperante a la hora de acceder a los archivos.

Otro de los puntos fuertes de Mega, es que si necesitamos 500GB adicionales, las podemos conseguir por un bajo costo. De momento no existen apps oficiales para gestionar Mega desde iPhone o Android, aunque sí buscamos un poco, encontraremos aplicaciones de terceros para Android que funcionan razonablemente bien.

Mega está comenzando, y estamos seguros que mejorará en velocidad con el tiempo e irá incluyendo nuevas funcionalidades, además de nuevas apps oficiales para gestionar las cuentas desde smartphones y tablets.