¿Será que la seguridad en internet mejorará?

Blog

seguridadinternet

2014 ha sido el año que menos brechas de seguridad digital de la última década ha tenido. Es una de las conclusiones a las que ha llegado la empresa estadounidense especialista en Información y Seguridad, Exabeam.

Exabeam ha publicado una infografía en la que recopila los datos de 2014 y los pone en contexto con los que ha venido recopilando en la última década. Sumarizando lo más relevante:
– 783 brechas de seguridad en 2014. Lo que convierte a 2014 en el peor año en la última década. Le siguen     2008 -656- y 2010 -626-. En 2005 el total fue de solo 157.

– Esa cifra supone un incremento del 27,5% sobre el año anterior.

– El sector de la medicina es el más afectado y concentra 333 brechas del total, un 42,5%.

– Pese a la cifra anterior, el sector de la medicina no es el que más registros personales ha palmado. Ese mérito recae en el sector de comercio y venta con más de 68 millones de registros robados que equivalen al 79,7% del total birlado en 2014. A pesar de padecer un número mucho mayor de brechas de seguridad , el sector de la medicina se ha mostrado más eficiente y acumula solo el 9,7% del total de registros robados.

seguridad1

– Entre las diez peores brechas de seguridad acaecidas en 2014 se lleva la palma la que sufrió Home Depot. Una empresa del estilo Leroy Merlin en la que difícilmente volverán a confiar sus clientes tras haber perdido 56 millones de registros de usuarios que incluían información de pago.

– La principal causa de las brechas de seguridad es la acción de los hackers, con un 29%. Seguido de las subcontrataciones a terceras empresas -15.1%, – y el robo físico -12.5%-.

– Uno piensa que los hackers irían de cabeza a donde se supone que está el dinero, bancos y entidades financieras. Pero estos acumulan solo el 5,5% de las brechas de seguridad. Al final va a resultar que uno se puede fiar más de un banco que de su médico.

– Aunque la infografía no lo precisa, se entiende que son datos referidos a Estados Unidos. Con lo que las cifras globales deben ser bastante más escalofriantes.